presentación

proyectos

hospedaje

contacto

historia

la tranca

residencia

mapa

 


 

HISTORIA

 

 

El Distrito de Coronel Suárez tiene varios pueblos de campaña que se han transformado en el tiempo, de acuerdo a sus circunstancias. Entre ellos uno de sus  más emblemáticos  de un pasado mejor es Cura Malal, que resiste el paso de los tiempos, que disfrutó de épocas florecientes cuando el campo era generador de plenas fuentes de trabajo y, a más de un siglo de existencia, vive otra realidad mas dura.

Cura Malal esta ubicado en la circunscripción V del partido de Coronel Suárez, en la zona oeste a 22km de la ciudad cabecera, cerca del arroyo Cura Malal Grande y a 3km de la ruta provincial 67.

Cura Malal, palabra de lengua Araucana significa “corral de piedra”.

Es una población que se fue originando en la época de la colonización, la instalación de grandes estancias como La Curamalan y La Cascada, el paso del ferrocarril que permitió desde 1883 el traslado de la producción agropecuaria y de las personas, hizo posible que el pueblo fuera creciendo, consolidándose en los aspectos propios de su situación rural, y así surgieron comercios, talleres, una escuela y una capilla. 48 manzanas repartidas en una superficie de 90 hectáreas.

La fundación de Cura Malal como pueblo es el 17 de septiembre de 1905 cuando se llevó a cabo una subasta de lotes, basada en el plano que fuera medido y trazado por el ingeniero Nicolás Valsoe. Las tierras fueron cedidas por Eduardo Casey; ya existían en ese entonces la estación de trenes del Ferrocarril del Sur -inaugurada veinte años antes- y la Escuela Nº6, que funciona de manera ininterrumpida desde el año 1889. Cuenta con una pequeña capilla, llamada del Perpetuo Socorro.

El censo del año 2001 dio como resultado 104 habitantes; son apenas el 10% de ese millar de pobladores que vivían en la localidad en la mejor época que transitó en las primeras décadas del siglo XX. La tecnificación en las tareas rurales, la falta de trabajo, el progreso de las grandes ciudades de los alrededores, la subdivisión de las estancias, la desactivación ferroviaria y la construcción de rutas pavimentadas, fueron las principales causales de su declinación, debido al éxodo de sus pobladores. El grueso de la población estuvo ligada a las estancias "La Curamalan" y "La Cascada".